~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


sábado, 21 de abril de 2012

LA IMAGINACIÓN CREA LA REALIDAD - Neville Goddard

LA IMAGINACIÓN CREA LA REALIDAD

Tu propia maravillosa imaginación humana es el poder creativo real de Dios dentro de ti. Es tu Salvador. Si tuvieras sed, el agua sería tu Salvador. Si necesitaras trabajo, el empleo sería tu Salvador. Tu imaginación es el poder para salvarte de cualquier circunstancia en la que ahora te encuentres. Puedes experimentar el deseo de tu corazón mediante el uso de tu imaginación. Nada es imposible para tu imaginación. Tu imaginación es ilimitada en lo que puede realizar y lograr. Si puedes imaginar algo, puedes realizarlo y lograrlo. Déjame darte un ejemplo. Si fueras incapaz de caminar y estuvieras confinado a una silla de ruedas, podrías cerrar los ojos e imaginarte a ti mismo corriendo por la playa o caminando a través del agua. Si te imaginaras haciendo esto hasta que [la escena] tomara los tonos de la realidad, podrías lograr una curación que te permitiría realmente caminar o correr.

La manera de usar tu imaginación creativamente es la siguiente. Relájate en una silla o sobre una cama y cierra los ojos. Primero determina qué es lo que deseas experimentar. Luego, en este estado de completa relajación, trae a la mente el resultado final de lo que sea tu deseo. En otras palabras, si, por ejemplo, estuvieras buscando un ascenso en el trabajo, el resultado final podría ser que gente te felicitaría por tu ascenso. O que podrías cambiarte a una oficina más grande. O bien que podrías disfrutar de un aumento de sueldo. Toma cualquiera de estos acontecimientos y, con los ojos cerrados, escucha realmente a tus amigos felicitarte por tu ascenso. Siente sus manos estrechando la tuya mientras te dicen lo felices que están por ti. Al sentir realmente que estás siendo felicitado, tu imaginación se pondrá a trabajar para producir ese estado en tu mundo externo. No necesitas preocuparte por cómo se realizará esto. Tu imaginación usará cualquiera y todos los medios naturales que sean necesarios para llevarlo a cabo. “YO SOY el principio y el fin”. “Mis caminos son inescrutables”. Lo que hagas en la imaginación es un acto creativo instantáneo. Sin embargo, en este mundo tridimensional, los acontecimientos aparecen en una secuencia de tiempo. Por lo tanto, a lo que acabas de experimentar en la imaginación le puede llevar un pequeño intervalo de tiempo realizarse en el mundo exterior. Después de haber ejecutado este acto en tu imaginación, abre los ojos y ocúpate de tus asuntos normales y naturales, con la seguridad de que lo que has hecho debe fructificar en tu mundo. Haz que tus conversaciones internas se ajusten a (o estén en armonía con) tu acto imaginario. Has plantado una semilla y pronto verás la cosecha de lo que has sembrado.

Cuando entres en tu imaginación, asegúrate de que realmente estás ejecutando la acción, oyendo las palabras, tocando el objeto, u oliendo el aroma en tu drama auto-concebido. Lo que haces en tu imaginación no es meramente un sueño despierto en el que ves acontecimientos en el ojo de tu mente. Debes entrar en el sueño como si realmente estuvieras allí. Debes hacer del “luego” el ahora y del “allí” el aquí. Para dejar esto perfectamente claro, imagina lo que experimentarías conduciendo un coche nuevo después de haber logrado tu objetivo [de manifestarlo]. En ese caso, no sólo verías un coche nuevo en el ojo de tu mente. Debes entrar realmente en el sueño. Siéntete sentado detrás del volante. Huele el olor a nuevo del interior. Siéntete disfrutando de un cómodo paseo. Siente la felicidad que sería tuya después de cumplir tu sueño.

Lo que experimentes en la imaginación es un acto creativo real. Es un hecho en la cuarta dimensión del espacio y hará su aparición en este mundo tridimensional tan seguro como que plantar una semilla dará lugar al crecimiento de una planta en particular. Una vez que hayas plantado esta semilla en tu imaginación, no la arranques estando ansioso por cómo se llevará a cabo. Cada semilla tiene su propia hora señalada. A algunas semillas les lleva unos días; a otras un poco más. Estate seguro de que lo que has plantado aparecerá en tu mundo. Tu imaginación atraerá todo lo que necesite para hacer de tu sueño una realidad concreta. Si es necesario que otras personas entren en escena con el fin de que se realice tu deseo, tu imaginación atraerá a esas personas a tu drama para que desempeñen su parte en la secuencia de los acontecimientos. Tu única responsabilidad es permanecer fiel a tu acto imaginario hasta que lo experimentes en tu mundo externo. Puedes repetir tu acto imaginario todas las noches antes de quedarte dormido. De hecho, puede que desees representar este drama una y otra vez hasta que se sienta normal y natural para ti mientras te dejas caer al sueño. Tu imaginación elaborará los medios para realizar tu sueño mientras tu mente consciente duerme.

Trae a escena a tus cinco sentidos cuando estés llevando a cabo tu actividad imaginaria. Realmente oye la voz de un amigo felicitándote o siéntete abrazando a esa persona. Si quieres un piano nuevo, pasa tu mano sobre la madera suave, toca las teclas, y escucha el sonido. Si quieres recibir una docena de rosas, huele de verdad la fragancia [de las rosas] y siente el tacto de sus pétalos aterciopelados.

Por último, debes ser persistente en el logro de tu deseo. Continúa imaginando lo que quieres hasta que realmente lo hayas obtenido. No haces nada más para obtener tu deseo. Si es necesario tomar algún tipo de acción, serás llevado a hacerlo así de una manera normal y natural. No tienes que hacer nada para “ayudar” a producirlo. Recuerda que es Dios mismo quien está haciendo el trabajo y Él sabe exactamente cómo lograrlo. Si piensas en tu deseo durante el día, da las gracias de que ya sea un hecho consumado – ¡porque lo es!

Sueña mejor que lo mejor que sepas.

~Neville Goddard



Traducido por Manu LDA
Tomado de
Rare Lectures by Neville Goddard




viernes, 20 de abril de 2012

Conferencias y textos en español de Neville Goddard en formato PDF

Pincha en la conferencia que desees y se te abrirá en modo de lectura con la opción de guardarla directamente en tu PC en formato PDF.

¿QUIÉN ES NEVILLE GODDARD?
11. NAVIDAD (Neville Goddard)
26. GETSEMANÍ (Neville Goddard)
27. UNA FÓRMULA PARA LA VICTORIA (Neville Goddard)
5 LECCIONES CON PREGUNTAS Y RESPUESTAS (Neville - 1948)
AFIRMA LA REALIDAD DE NUESTRA PROPIA GRANDEZA (Neville - julio de 1951)
AGUA VIVIENTE (Neville - 19 de abril de 1963)
ALCANZA EL ESTADO DE ÁNIMO (Neville - sin fecha)
APACIENTA MIS OVEJAS (Neville - 1 de julio de 1956)
ARREPENTIMIENTO, UN REGALO DE DIOS (Neville - sin fecha)
ASUNCIÓN PERSISTENTE (Neville - 18 de marzo de 1968)
AUDAZ ATREVIMIENTO (Neville - 27 de septiembre de 1968)
CAMBIANDO EL SENTIMIENTO DEL “YO” (Neville - 1953)
CAMINA POR FE (Neville - 6 de noviembre de 1967)
CAMINA SOBRE EL AGUA (Neville - 20 de junio de 1968)
CÓMO USAR TU IMAGINACIÓN (Neville - 1955)
CONCIENCIA (Neville Goddard)
CREACIÓN - FE (Neville - 20 de mayo de 1968)
CREED EN ÉL (Neville - 28 de febrero de 1969)
CRÉELO EN TU INTERIOR (Neville - 6 de octubre de 1969)
CRISTO EN TI (Neville - 6 de mayo de 1969)
CRISTO ES TU VIDA (Neville - 18 de octubre de 1968)
CRISTO LLEVA NUESTROS PECADOS (Neville - 24 de febrero de 1969)
DIETAS MENTALES (Neville - 1955)
EL ARTE DE MORIR (Neville - 23 de marzo de 1959)
EL ARTE DE MORIR (2) (Neville - 26 de enero de 1965)
EL ARTISTA ES DIOS (Neville - 19 de mayo de 1969)
EL CREADOR (Neville - 27 de octubre de 1969)
EL DILUVIO TODAVÍA ESTÁ ENTRE NOSOTROS (Neville - sin fecha)
EL EVANGELIO (Neville - 22 de enero de 1968)
EL JUEGO DE LA VIDA (Neville - 7 de marzo de 1969)
EL MILAGROSO PODER DEL APEGO (Neville - 23 de abril de 1963)
EL PODER LLAMADO "LA LEY" (Neville - 21 de abril de 1969)
EL PRIMER PRINCIPIO (Neville - 9 de junio de 1969)
EL SECRETO DE LA ORACIÓN (Neville - 6 de octubre de 1967)
EL SEÑOR, NUESTRO ALFARERO (Neville - 11 de julio de 1969)
EL SUPREMO PODER DE DIOS (Neville - 2 de diciembre de 1968)
ELÉVATE (Neville - sin fecha)
ENTRA EN LA IMAGEN (Neville - 10 de mayo de 1971)
ES CRISTO TU IMAGINACIÓN? (Neville - 22 de marzo de 1963)
ÉSE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE (Neville - 19 de enero de 1964) 
ESTADOS ETERNOS (Neville - 9 de septiembre de 1968)
FE (Neville - 22 de julio de 1968)
FE EN DIOS (Neville - 5 de febrero de 1968)
FUNDAMENTOS (Neville - 1953)
HE AQUÍ EL SOÑADOR (Neville - 19 de septiembre de 1969)
HOMBRE INMORTAL (Neville - sin fecha)
IMAGINACIÓN (Neville - 14 de julio de 1969)
IMAGINACIÓN DESPIERTA (Neville Goddard - 1954)
IMAGINACIÓN, MI ESCLAVA (Neville Goddard - 13 de febrero de 1967)
IMAGINAR ES CREAR (Neville - 3 de junio de 1968)
INFINITOS ESTADOS (Neville - 22 de marzo de 1968)
INVERSIONES SEGURAS (Neville - 1953)
LA BIBLIA, TU BIOGRAFÍA (Neville - 5 de febrero de 1963)
LA CRUCIFIXIÓN (Neville - 9 de abril de 1963)
LA ETERNIDAD DENTRO (Neville - 4 de octubre de 1966)
LA FUENTE (Neville - 14 de octubre de 1968)
LA IMAGEN PERFECTA (Neville - 11 de abril de 1969)
LA IMAGINACIÓN SE CUMPLE (Neville - 26 octubre de 1968)
LA LEY DE LA ASUNCIÓN (Neville Goddard - julio de 1951)
LA LEY DE LA LIBERTAD (Neville - 13 de marzo de 1964)
LA PALABRA (Neville - 2 de marzo de 1965)
LA PIEDRA FUNDAMENTO: LA IMAGINACIÓN (Neville - 1 de diciembre de 1959)
LA PREGUNTA DE SAMI (Neville - 30 de junio de 1968)
LA VERDADERA VID (Neville - 4 de abril de 1969)
LAS TIJERAS DE PODAR DE LA REVISIÓN (Neville - 1954)
LIBERA A BARRABÁS Y CRUCIFICA A JESÚS (Neville - 17 de octubre de 1957)
LIBERTAD (Neville - 28 de octubre de 1968)
LIBRE O ESCLAVO (Neville - 7 de octubre de 1966)
LO QUE SIEMBRAS, RECOGES (Neville - sin fecha)
LOS CUATRO PODEROSOS (Neville - 17 de junio de 1956)
MEDIANTE AGUA Y SANGRE (Neville - 1956) 
MUCHAS MORADAS (Neville - 16 de julio de 1969)
NAVIDAD – EL NACIMIENTO DEL HOMBRE COMO DIOS (Neville - 13 de diciembre de 1968)
NINGÚN OTRO FUNDAMENTO (1) (Neville - 4 de noviembre de 1968)
NO HAY FICCIÓN (Neville - 7 de junio de 1968)
NUESTRAS VERDADERAS CREENCIAS (Neville - 6 de marzo de 1964)
OCUPANTE O RECLUSO (Neville - 22 de noviembre de 1966)
ORACIÓN RESPONDIDA (Neville - julio de 1951) 
ORDENA TUS CONVERSACIONES RECTAMENTE (Neville Goddard)
PERDÓN VERDADERO (Neville - 1 de abril de 1969)
PODER (Neville - 23 de julio de 1968)
PODER QUE OBRA MARAVILLAS (Neville - 3 de febrero de 1969)
PONEOS A PRUEBA (Neville - 25 de septiembre de 1967)
QUÉ ESTÁS HACIENDO? (Neville - 30 de octubre de 1967)
RESUMEN (Neville - 29 de enero de 1963)
SÉ EL AMO DEL HUMOR (Neville - 10 de abril de 1964)
SED IMITADORES DE DIOS (Neville - 21 de octubre de 1968)
SI DE VERDAD PUEDES CREER (Neville - 15 de junio de 1970)
SIENTE PROFUNDAMENTE (Neville - 30 de mayo de 1969)
SIGUE EL PATRÓN (Neville - 25 de marzo de 1968)
SOBRE LA LEY (Neville - 19 de febrero de 1965) 
SU NOMBRE (Neville - 26 de febrero de 1963)
TIEMPO DE SIEMBRA Y COSECHA (Neville - 10 de junio de 1956)
TODAS LAS COSAS SON POSIBLES (Neville - 12 de mayo de 1969)
TRES PROPOSICIONES (Neville - 1954)
TU HACEDOR (Neville - 7 de enero de 1969)
TÚ PUEDES PERDONAR EL PECADO (Neville - 29 de marzo de 1963)
TU SUPREMO DOMINIO (Neville - 5 de julio de 1955)
TUYO PARA QUE LO TOMES (Neville - 18 de septiembre de 1967)
UN ACONTECIMIENTO DIVINO (Neville - 8 de diciembre de 1969)
UN MOVIMIENTO DENTRO DE DIOS (Neville - 16 de octubre de 1967)
UN MOVIMIENTO MENTAL (Neville - 24 de noviembre de 1969)
VIVE EN EL FINAL (Neville - 19 de Julio de 1968)
VIVE LA RESPUESTA AHORA (Neville - 15 de enero de 1968)
YO RECUERDO CUANDO (Neville - 10 de abril de 1968)
YO SOY LA CAUSA (Neville - 19 de octubre de 1969)
__

sábado, 14 de abril de 2012

UNA CAUSA - Neville Goddard

UNA CAUSA

¡Nada es imposible! Hay dos maneras de interpretar esta declaración – y ambas son correctas. El significado obvio es que es posible lograr cualquier cosa que quieras. También se puede interpretar como que es imposible que la nada exista. Todo aquello de lo que somos conscientes o que percibimos de alguna manera es algo. Es inconcebible que algo pueda surgir de la nada o que algo pueda convertirse en nada. Es un hecho que la naturaleza aborrece el vacío y siempre se apresura a llenarlo con algo. Alguna fuerza o poder creó todo lo que es. Según la Biblia, la creación está terminada. No sólo la creación está finalizada, sino que Dios dijo que era buena.

¿Has pensado alguna vez en lo que Dios pudo haber usado para crear todo lo que existe? Si la creación está acabada, ¿cómo es posible rezarle a Dios para que cree algo en tu vida que no existía ni ayer ni hoy? ¿Es difícil de creer que Dios dijo que Su creación era buena? Si toda la creación es buena, ¿por qué las personas experimentan problemas y cómo pueden existir las guerras, el crimen, el hambre y otras condiciones no deseadas?

Las respuestas a estas preguntas están contenidas en las siguientes páginas. Tu comprensión de estas respuestas te permitirá ver que es imposible que la nada exista. También verás que puedes obtener cualquier cosa que desees porque nada es imposible para el poder creativo que reside dentro de ti. Puedes ser y tener todo lo que desees ser y tener. No hay límite para lo que puedes lograr para ti mismo y los demás. No importa cuáles sean tus circunstancias actuales. El principio que has estado usando inconscientemente para producir las condiciones indeseables que hay en tu vida se puede aplicar conscientemente para hacer realidad cada uno de tus sueños.

¡La creación está terminada y es buena! Dios creó la tierra y todo lo que hay en ella y Dios dijo que era bueno. El hombre ha estado desconcertado por estas afirmaciones durante siglos. Si el hombre realmente entendiera lo que significan, no estaría confuso ni se sentiría ansioso sobre su pasado, presente o futuro. La comprensión de estas dos afirmaciones le permitiría al hombre darse cuenta de que él, solo, controla sus acciones y las circunstancias de su vida.

Tomemos la primera afirmación. Dios creó la tierra y todo lo que hay en ella. Dios es infinito; por lo tanto, Dios debe haber estado antes de que cualquier forma llegara a existir. ¿Qué sustancia pudo haber usado Él para crear todo lo que existe?

Sólo puede haber una respuesta. Dios creó todo lo que existe de la única sustancia disponible – Él Mismo. Dios (pensamiento/conciencia) pronunció la Palabra y trajo todas las cosas a la existencia a partir de Él Mismo. Todo lo que percibes está hecho de la única sustancia – Dios. La única sustancia anterior a todas las cosas es la energía y esa energía es Dios o la “Palabra”.

Aunque los científicos y médicos pueden analizar las diversas sustancias químicas de las que se compone el cuerpo, nadie puede combinar esas sustancias químicas para formar una persona viva. Dado que Dios creó todo lo que está fuera de Sí Mismo, se deduce que Dios es el creador y la creación. Dios está expresando la vida a través de todos y cada uno de nosotros. No podría ser de otra manera.

Tomemos la segunda afirmación. Dios dijo que Su creación era buena. Esa afirmación ha confundido al hombre, que cree que si Dios es bueno, otro poder debe haber creado lo que no es bueno. Sin embargo, el hombre también reconoce que Dios es infinito, omnipotente, omnipresente y omnisciente. Estas cualidades de Dios tienen que incluir todas las formas, todos los eventos y todas las situaciones. Si fuera posible eliminar todo lo que es discordante o inarmonioso del mundo, no sería posible experimentar el reverso (la parte opuesta) de esa condición.

Quizás esta afirmación se pueda entender más fácilmente si pensaras en el principio de las matemáticas. Al realizar la suma de cinco y seis, es posible obtener la respuesta incorrecta de doce. Para eliminar esa posibilidad, el número doce tendría que ser eliminado del conjunto de números. Sería, por lo tanto, imposible sumar seis y seis y llegar a la respuesta correcta de doce. Puedes ver que al eliminar la posibilidad de una respuesta incorrecta potencial, todos los números finalmente serían eliminados y las matemáticas no serían posibles. Sin embargo, así como las matemáticas existen y pueden ser usadas por cualquier persona que haya adquirido una comprensión de cómo usar el principio para obtener las respuestas correctas, así también el principio de creación puede ser entendido para obtener los resultados deseados.

Debido a que Dios nos ha dado a todos libre albedrío, tú puedes elegir los estados que desees ocupar. Dios no predetermina tu destino, ni Dios te castiga por errores o faltas. Ya que un hombre puede no entender la ley de las matemáticas, puede verse afectado de manera adversa cuando comete un error al restar una cantidad en su registro de cheques. La ley de las matemáticas no le está castigando. La ley simplemente es y puede ser usada correcta o incorrectamente. Dios te ha permitido tener completa libertad para elegir lo que te encontrarás. Cuando llegues a la comprensión de que tú eres Dios en forma y expresión, buscarás experimentar propósitos más nobles y buenos para ti mismo y los demás.

En el principio era la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios” [Juan 1:1]. La Palabra es el pensamiento o imaginación. Dios se imaginó el mundo existiendo y se convirtió en lo que concibió. Este es el principio sobre el que descansa toda la creación. Puesto que Dios se convirtió en el hombre para darle vida al hombre, el hombre debe contener ese mismo principio creativo dentro de sí mismo. “El reino de los cielos está dentro de ti” [Lucas 17:21]. Hemos creado nuestro mundo personal a través del pensamiento. Si estás experimentando carencia, limitación, enfermedad, falta de armonía o cualquier otra condición no deseada, tú has producido consciente o inconscientemente estas condiciones en tu experiencia. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el pensamiento, la creencia y la imaginación han creado sus mundos individuales. No hay ninguna otra causa para las condiciones de tu vida. Puedes elegir no creer esto, pero ya sea que lo creas o no, todo lo que contemplas en el mundo exterior fue concebido dentro de tu propia conciencia antes de tu experiencia de ello.

Lo que piensas con sentimiento, lo que crees que es cierto y lo que te imaginas ser o tener es la causa de todo en tu mundo personal. Puedes creer que existe alguna otra causa; puedes culpar a los demás de tus problemas; puedes creer que los acontecimientos fueron forjados por el destino o la casualidad, pero si eres objetivo y observas tus propias creencias y patrones de pensamiento, verás que tu mundo refleja con exactitud todo lo que crees que es cierto de ti mismo y los demás. No hay nadie ni nada que cambiar excepto las ideas desde las que piensas. Pensamos desde ideas que consentimos como ciertas e imaginamos situaciones que concuerdan con nuestras creencias. La conciencia es la única realidad. Es el principio creativo que produce en tu experiencia el duplicado exacto o reflejo de lo que imaginas que es cierto. El mundo en el que vivimos refleja todo lo que creemos e imaginamos que es cierto, sea bueno, malo o indiferente.

Cuanto más pronto el hombre se libere de la creencia en una segunda causa, más pronto se dará cuenta de que nada le sucede excepto lo que se origina en su propia conciencia. No niego que el hombre cree que si contrae un cierto germen o virus pues que él entonces manifestará una enfermedad o dolencia en particular. Si contempla la causa, él puede concluir que es porque entró en contacto con alguien que ya tenía el microbio. No se da cuenta que de alguna manera, sus propios sentimientos acerca de la salud o la enfermedad atrajeron la enfermedad que está experimentando. Si los virus o gérmenes fueran realmente la causa de la enfermedad, todos los que entraron en contacto con un virus en particular estarían afectados. El mundo exterior simplemente refleja lo que un hombre es en su propia conciencia.

No importa lo que te hayan enseñado; puedes cambiar tus creencias y de esta manera cambiar las circunstancias de tu vida. La Biblia afirma que cuando ores, creas que has recibido y recibirás. La mayoría de nosotros hemos leído esa afirmación o la hemos escuchado en algún momento. Pocas personas han orado realmente de esa manera. ¿Alguna vez has estado enfermo y oraste para recuperar la salud? Si necesitabas dinero, ¿creías cuando orabas que ya tenías la suma que pedías? La mayoría de la gente le reza a Dios para que cambie algo de sus vidas o les dé algo que ellos no tienen. Si sus oraciones no fueron contestadas, piensan que Dios tenía una razón para retener esa cosa en particular. Piensan que quizás Dios no les concedió su petición porque no quería que ellos lograran sus deseos por alguna razón sólo conocida por Él. El hombre a veces piensa que Dios no responde a las oraciones porque él no se merece lo que pide. El hombre debe aprender a creer en lo que él, en el momento, no ve, con el fin de concederse a sí mismo lo que desea tener. Las oraciones del hombre siempre son respondidas, pues él siempre recibe lo que él cree. La ley que gobierna la oración es impersonal. La creencia es la condición necesaria para realizar el deseo. Ninguna cantidad de súplicas o rituales traerá consigo el cumplimiento de tus deseos a excepción de la creencia de que tú eres o tienes lo que quieres.

La fe es la sustancia de las cosas esperadas, la evidencia de las cosas que no se ven” [Hebreos 11:1]. El significado completo de esa afirmación debe ser entendido. Si el significado fuera entendido, el hombre no tendría ningún problema a la hora de cumplir sus objetivos. La mayoría de los hombres creen que nada es imposible para Dios – que Dios podría hacer cualquier cosa si Él eligiera hacerla. De modo que el hombre cree que él tiene fe en Dios y le reza a Dios por lo que él quiere. Si no se le concede su oración, piensa que o bien no rezó lo suficiente o de manera lo suficientemente intensa, o que Dios eligió bloquear su petición.

Sin embargo, la fe es la sustancia real de lo que se espera. Es la evidencia de la cosa que quieres y que no ves en el mundo exterior. Lo que quieres hacer o ser ya ha sido creado. Por lo tanto, existe realmente. Es posible traer a tu mundo cualquier cosa de la creación por tu creencia de que ya la tienes. La fe en que lo que quieres es ya un hecho es el medio por el cual activas el estado invisible. Ese estado entonces se refleja luego en tu mundo externo. La creación está terminada. Dios no puede crear nada que no exista ya. La fe o creencia en que ya eres o tienes lo que deseas es la única manera de llegar a experimentar tus deseos. Ninguna limitación se impone a lo que puedes tener a excepción de que falles en asumir la posesión de la cualidad o cosa deseada.

~Neville Goddard



Traducido por Manu LDA
Tomado de
Rare Lectures by Neville Goddard




domingo, 1 de abril de 2012

NAVIDAD - Neville Goddard

11. NAVIDAD

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarán su nombre Emanuel, que traducido quiere decir: Dios con nosotros.” [Mateo 1:23]


Una de las afirmaciones más controvertidas del Nuevo Testamento tiene que ver con la concepción virginal y posterior nacimiento de Jesús, una concepción en la que el hombre no tomó parte. Está recogido que una virgen concibió un hijo sin la ayuda de ningún hombre, luego en secreto y sin esfuerzo dio a luz a su concepción. Esta es la fundación sobre la que se asienta toda la Cristiandad.

Al mundo cristiano se le pide creer esta historia, porque el hombre debe creer lo increíble para expresar plenamente la grandeza que él es.

Científicamente, el hombre podría estar inclinado a descartar la Biblia entera como falsa porque su razón no le permitiría creer que el nacimiento virginal es fisiológicamente posible, pero la Biblia es un mensaje del alma y debe ser interpretada psicológicamente si el hombre va a descubrir su verdadera simbología. El hombre debe ver esta historia como un drama psicológico en vez de como una afirmación de un hecho histórico. Al hacerlo así, descubrirá que la Biblia está basada en una ley que si uno se la auto-aplica dará lugar a una expresión manifiesta que trascenderá sus sueños más descabellados de realización. Para aplicar esta ley de auto-expresión, el hombre debe ser educado en la creencia y disciplinado para estar de pie sobre el estrado de que “todas las cosas son posibles para Dios”. [Mateo 19:26; Marcos 9:23, 10:27, 14:36; Lucas 18:27; Hechos 8:37]

Las fechas dramáticas destacadas del Nuevo Testamento, a saber, el nacimiento, muerte y resurrección de Jesús, fueron sincronizadas y fechadas para que coincidieran con ciertos fenómenos astronómicos. Los místicos que recogieron esta historia observaron que en ciertas estaciones del año cambios benéficos en la tierra coincidían con cambios astronómicos de arriba. Al escribir este drama psicológico ellos han personificado la historia del alma como la biografía del hombre. Usando estos cambios cósmicos, han marcado el nacimiento y resurrección de Jesús para transmitir que los mismos cambios benéficos tienen lugar psicológicamente en la conciencia del hombre cuando él sigue la ley.

Incluso para aquellos que no logran entenderla, la historia de la Navidad es una de las más bellas historias jamás contadas. Cuando se expone a la luz de su simbología mística, se revela como el verdadero nacimiento de cada manifestación del mundo.

Este nacimiento virginal está registrado como habiendo tenido lugar el 25 de diciembre o, como ciertas sociedades secretas lo celebran, el día de Nochebuena, a medianoche del 24 de diciembre. Los místicos establecieron esta fecha para conmemorar el nacimiento de Jesús porque estaba en consonancia con los grandes beneficios terrenales que este cambio astronómico representa.

Las observaciones astronómicas que inspiraron a los autores de este drama a usar estas fechas se hicieron todas en el hemisferio norte; por lo que desde un punto de vista astronómico lo contrario sería cierto si fueran vistas desde las latitudes sureñas. Sin embargo, esta historia se registró en el norte y, por lo tanto, está basada en la observación septentrional.

El hombre descubrió muy pronto que el sol juega un papel sumamente importante en su vida, que sin el sol la vida física como la conocía no podría existir. Así que estas fechas más importantes en la historia de la vida de Jesús están basadas en la posición del sol como es vista desde la tierra en las latitudes norteñas.

Después de que el sol alcanza su punto más alto en el cielo en junio, gradualmente desciende hacia el sur, llevándose con él la vida del mundo vegetal de modo que para diciembre casi la totalidad de la naturaleza ha sido silenciada. De continuar el sol descendiendo hacia el sur, toda la naturaleza se aquietaría hasta la muerte. Sin embargo, el 25 de diciembre, el sol comienza su gran desplazamiento hacia el norte, trayendo consigo la promesa de salvación y vida nueva para el mundo. Cada día, cuando el sol se eleva a lo más alto en el cielo, el hombre gana confianza en ser salvado de la muerte por frío y hambre, pues él sabe que a medida que se mueve hacia el norte y cruza el ecuador toda la naturaleza se levantará de nuevo, será resucitada de su largo sueño invernal.

Nuestro día se mide desde la medianoche hasta la medianoche, y, desde que el día visible comienza en el este y termina en el oeste; los antiguos decían que el día nació de esa constelación que ocupaba el horizonte oriental (del este) a medianoche. En la víspera de Navidad, o medianoche del 24 de diciembre, la constelación de Virgo se levanta en el horizonte oriental. De modo que está recogido que este hijo y salvador del mundo nació de una virgen. También está recogido que esta madre virgen estaba viajando en medio de la noche, que se detuvo en una posada y se le dio la única estancia disponible entre los animales, y allí en un pesebre, donde los animales comían, los pastores encontraron al Santo Niño.

Los animales con los que la Santa Virgen estaba hospedada son los animales sagrados del zodiaco. Allí, en ese círculo en constante movimiento de los animales astronómicos, se encuentra la Santa Madre, Virgo, y allí podrás verla cada medianoche del 24 de diciembre, parada en el horizonte oriental cuando el sol y salvador del mundo comienza su viaje hacia el norte.

Psicológicamente, este nacimiento tiene lugar en el hombre el día en que el hombre descubre que su conciencia es el sol y salvador de su mundo. Cuando el hombre conoce el significado de esta afirmación mística, “Yo soy la luz del mundo” [Mateo 5:14; Juan 8:12], se da cuenta de que su YO SOY, o la conciencia, es el sol de su vida, sol que irradia imágenes sobre la pantalla del espacio. Estas imágenes son a semejanza de lo que él, como hombre, es consciente de ser. En consecuencia, las cualidades y atributos que parecen moverse sobre la pantalla de su mundo son en realidad proyecciones de esta luz desde su interior.

Las innumerables esperanzas y ambiciones irrealizadas del hombre son las semillas que están enterradas dentro de la conciencia o útero virginal del hombre. Allí permanecen como las semillas de la tierra, sostenidas en el desierto congelado del invierno, esperando a que el sol se mueva hacia el norte o a que el hombre regrese al conocimiento de quién es él. Cuando regresa, él se mueve hacia el norte a través del reconocimiento de su verdadero ser al afirmar, “YO SOY la luz del mundo”.

Cuando el hombre descubre que su conciencia o YO SOY es Dios, el salvador de su mundo, él es ahora como el sol en su paso por el norte. Todos los impulsos y ambiciones ocultos serán entonces calentados y estimulados hacia el nacimiento por este conocimiento de su verdadero ser. Él afirmará que es lo que hasta ahora esperaba ser. Sin la ayuda de ningún hombre, se definirá como lo que desea expresar. Descubrirá que su YO SOY es la virgen concibiendo sin la ayuda del hombre, que todas las concepciones de sí mismo, cuando son sentidas y fijadas en la conciencia, se encarnarán fácilmente como realidades vivas en su mundo.

El hombre un día se dará cuenta de que todo este drama tiene lugar en su conciencia, que su conciencia no condicionada o YO SOY es la Virgen María deseando expresar, que a través de esta ley de auto-expresión él se define como lo que desea expresar y que sin la ayuda o cooperación de nadie expresará lo que conscientemente ha afirmado y definido de sí mismo ser. Él entonces entenderá: por qué la Navidad se fijó el 25 de diciembre, mientras que la Pascua es una fecha movible; por qué toda la Cristiandad descansa sobre la concepción virginal; que su conciencia es el vientre de la virgen o novia del Señor que recibe impresiones como auto-impregnaciones y luego sin asistencia encarna estas impresiones como las expresiones de su vida.



Traducido por Manu Anderson
Tomado del libro YOUR FAITH IS YOUR FORTUNE, capítulo 11 “Christmas”, Neville Goddard (1941)
© Todos los derechos reservados