~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


viernes, 18 de diciembre de 2015

ESE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE (Neville - 19 de enero de 1964)

Neville Goddard (19 de enero de 1964)


ESE ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE



Esta noche, hablemos de Su nombre. Si tú encuentras este nombre o crees en él, realmente no habrá nada imposible para ti… si realmente crees en él. Moisés le dijo a Dios: “Si yo voy a los hijos de Israel y les digo, ‘El Dios de sus padres me ha enviado ante ustedes’, y ellos me preguntan: ¿Cuál es su nombre?, ¿Qué debo decirles?”, y el Señor dijo: “YO SOY el que SOY” – a veces traducido como “YO SOY lo que YO SOY”, o “YO SOY eso que SOY”, pero todas son formas del verbo “SER”. YO SOY el que SOY. Luego le dijo, “Diles esto a los hijos de Israel, ‘YO SOY me ha enviado ante ustedes. El Señor Dios, el Dios de su Padre Abraham, e Isaac, y Jacob me ha enviado ante ustedes: este es mi nombre para siempre, y por este nombre seré conocido a través de todas las generaciones.’” No hay cambio en este nombre, mi nombre para siempre. Esto viene en el libro de Éxodo, el 3er. capítulo (versículos 13 al 17). Si leen el libro de Éxodo se darán cuenta que esto es poder absoluto, completamente inalterado por ninguna justicia, ningún amor, ninguna misericordia, ninguna compasión, ninguna paz; es absoluto poder. Así que Moisés se para en presencia del poder. Esa es la primera revelación de Dios, y es YO SOY. Déjenme que les diga, cuando lo creas, así es como lo usas. Tu primer uso de él, es poder absoluto sin ser alterado por ninguna misericordia en este mundo… solo es poder.

Así que en el mismo libro de Éxodo, se le dice que vaya al Faraón, y le diga al Faraón que libere a sus hijos. Luego Él endurece el corazón del Faraón. Por lo tanto, Él está interpretando todos los papeles. Él envía a su sirviente Moisés para que le diga al Faraón que deje libre a los hijos de Israel; y luego endurece el corazón del Faraón. Así que, ¿quién está interpretando todos los papeles?; Si Jehová, que significa YO SOY, es el actor principal en todo evento, si tú adoptas este nombre de Dios, esto es lo que te sucederá a ti. Si realmente lo crees y lo adoptas, entonces el culto de personalidades heroicas no podrá afianzarse en tu fe. No puedes dirigirte a ningún otro ser en este mundo como una persona importante en tu vida, te digo que a ninguno.

No puedes señalar a nadie. Esta noche un gran hombre está saliendo de este mundo, y todos lo admiramos como persona, pero cuando tú adoptas el nombre de Dios, el Dios de Israel, y realmente crees en el Dios de Israel, que es YO SOY, y sabes que Él interpreta todos los papeles, entonces no puedes realmente dirigirte hacia ningún culto de personalidades heroicas. No encontrarás a otro en Israel, a ningún otro para nada. Sólo existe YO SOY.

Así que la primera revelación es poder absoluto. Tú puedes hacerlo, y eres invitado a hacerlo. Así que el Faraón, quien fue condenado por el mundo, fue endurecido por el mismo que le pidió que libere a los hijos de Israel. Así que cuando lo veas, podrás decir en el final del drama: “Padre, perdónalos, ellos no saben lo que hacen.” (Lucas 23:34) Porque Dios Padre interpretó todos los papeles. Pero tú no sabes que es Dios Padre en las primeras etapas de la revelación del nombre; el nombre es revelado como absoluto poder, nada más que poder. Y luego se desenvuelve y finalmente llega al final, y el final es Dios Padre. Y el Padre es amor infinito… pero no sabemos eso hasta el mismísimo final. Así que se nos dijo: “En varias y muchas maneras Dios le habló a nuestros padres a través de sus sirvientes los profetas; pero en estos últimos días él nos ha hablado a través de su Hijo.” (Hebreos 1:1) Ahora, sabemos que él habla a través de un hijo, entonces él debe ser un padre. No puedes hablar a través de tu hijo a menos que tú seas el padre, y el Hijo revela al Padre. (Mateo 11:27)

Pero hasta que llegues al punto donde verás al Hijo y sepas quién es Dios Padre, tú eres movido a utilizar el poder absoluto. Entonces eres invitado a usar el poder. Así que, ¿puedo decirles cómo usarlo? El nombre es simplemente YO SOY. No es Neville, no es Juan Pérez, no es María Gómez, no es ningún nombre fuera de YO SOY. Eso es Dios y es poderío infinito. Tú puedes, esta noche, sentado aquí, cerrar tus ojos a lo obvio y atreverte a asumir que eres ahora, aquel que deseas ser, y asumir que ya lo eres. No preguntes cómo… esto es un poder, un poder absoluto, y de una manera que nadie conoce, esta asunción reordenará la estructura completa de tu mundo y reflejará el cumplimiento de tu asunción. Puedes en este mismo momento asumir que estás en otro lugar, aunque estés aquí, y no tengas los medios para llegar allí. Y de repente, si te atreves a asumirlo, creyendo en el nombre, el único nombre que el Dios de Israel posee, YO SOY, si te atreves a asumirlo, entonces un puente de incidentes se formará a través del cual tú serás obligado a moverte. Te moverás a través de este puente de acontecimientos llevándote al cumplimiento de tu asunción… si crees en el nombre del Dios de Israel.

Nunca dejarás a Egipto hasta que aceptes al Dios de Israel, nadie lo deja. Todos están en Egipto. Todos están enterrados en un ataúd, como se nos dijo de manera tan hermosa en el semillero de la Biblia, que es el libro de Génesis: “En el principio Dios…”, así comienza, y la Biblia termina, es decir el libro de Génesis, así: “… en un ataúd, en Egipto.” (Génesis 1:1 y 50:26). Y, ¿quién es puesto en un ataúd en Egipto?, José el Soñador. Bueno, ¿quién es el soñador? ¿Acaso no eres tú un soñador? “Mirad, aquí viene el soñador”, José, el prototipo del cumplimiento del propósito de Dios. (Génesis 37:19) Él dijo: “Vosotros pensasteis hacerme mal” – tuviste la intención de hacerme mal – “Pero Dios lo tornó en bueno.” (Génesis 50:20) Así que Dios interpretó ambos papeles. Él te hizo venderme a Egipto, y aun así él lo hizo con un propósito: que yo pueda mostrarle al mundo entero quién es Dios. Él es el soñador; el soñador en el hombre es Dios. Cuando dices “YO SOY”, ese es Dios. La biblia reconoce sólo una fuente de los sueños: todos los sueños, todas las visiones proceden de Dios. (Números 12:6, Job 33:15) Así que mientras me paro aquí, puedo soñar un sueño despierto o puedo cerrar mis ojos y dormir una pequeña siesta y tener un sueño dormido incontrolado. O puedo abrir mis ojos ante el mundo, e ignorar al mundo entero y tener un sueño despierto controlado… aun así es el mismo sueño. Este es el poder que es Dios quien es YO SOY.

Así que si aceptas al Dios de Israel, comienzas a salir de Egipto. Ese es el comienzo del Éxodo. Pero al hombre le cuesta mucho mantener el pretérito; siempre está dirigiéndose aquí, o dirigiéndose allá, o dirigiéndose a cualquier otro lado. No parece poder permanecer fiel a el pretérito: el pretérito es: “YO SOY”. Si yo digo, “Tú eres”, estoy afuera. Si digo: “Él es”, estoy afuera. Si uso la palabra Señor y pienso en algo más que “YO SOY”, estoy afuera. Si uso cualquier nombre usado en las Escrituras para Dios, y no permito que se registre en mí como “YO SOY”, estoy completamente afuera. Así que el Yod He Vav He – que significa “el Señor” en las Escrituras, lo que significa “YO SOY” – es el verbo “SER”. Pero no tiene sonido, son cuatro consonantes, y nadie realmente puede pronunciarlas. Mi viejo amigo Ab (Abdullah) trató de explicarme cómo pronunciarlas, pero él no podía pronunciarlas. No puedes pronunciar Yod He Vav He en hebreo, no hay manera de pronunciarlo. Pero le agregamos algo y tratamos de darle un sonido: lo llamamos Jehová, algunos lo llaman Yavé. Pero no puedes pronunciar el nombre, es el nombre impronunciable este poder que es YO SOY. Siempre recuerdas que cuando usan la palabra Adonay, usan la palabra Adonay para decir Yod He Vav He; porque no pueden pronunciar Yod He Vav He, entonces dicen Adonay. A veces usan otra palabra, Álef Lámed, y usan tantas otras palabras. Pero no importa qué palabra escuches para Dios, siempre puedes recordar que es YO SOY, y nadie más. Así que no puedes equivocarte.

Todas las cosas son posibles para Dios. Si un hombre puede pararse frente a un cartel, y simplemente ver en ese cartel lo que él quiere ver, aquello que si lo estuviera viendo indicaría que él es dueño del edificio, bueno, entonces ¿quién es el que lo está mirando? YO SOY. Bueno, ¿qué estás viendo? “Yo estoy viendo…”, y le digo exactamente lo que estoy viendo. Bueno, si lo estoy viendo, insinuaría que yo soy dueño del bloque entero… y eso es todo lo que hago… así que lo estoy haciendo, y dos años después, sin tener un centavo en el bolsillo, soy dueño del bloque. Y esto es cierto, no lo estoy inventando, les estoy contando una historia verdadera. Ese edificio fue comprado en 1924 por $50,000 y él no tenía un centavo en su bolsillo. Lo vendió el año pasado por $840,000, y no hay impuesto en plusvalía. Ese es el hombre, quien es mi segundo hermano, quien está simplemente mirando y simplemente usando el único nombre de Dios que es YO SOY.

Esto es absoluto poder cuando se le revela por primera vez al hombre. Así que continuamos condenando al Faraón. ¿Por qué condenar al Faraón cuando el ser que interpreta al Faraón interpreta el papel de Moisés? Él interpreta todos los papeles en el mundo, ¡absolutamente todos los papeles! Después de usarlo – y normalmente es de manera necia, malvada, sin misericordia, aun así, en el final no hay condenación. Te estás moviendo hacia un final predeterminado para encontrar que Dios es Padre e infinito amor es Dios. Pero esta noche comparto con ustedes mi propio conocimiento y uso de este nombre en poder. También puedo compartir con ustedes (y lo haré) este nombre en su estado final en amor. Porque cuando llegues al final del desenvolvimiento del nombre, tú eres Dios. Así que comienzas en el principio… y se te dijo: “Te he probado en los hornos de aflicción. Por mí, por amor de mí mismo lo haré, pues ¿cómo sería profanado mi nombre? Mi gloria no se la daré a otro.” (Isaías 48:10 y 11)

Dios sólo es alabado ante Dios; Espíritu sólo es alabado ante Espíritu; la vida sola es alabada ante la vida. Así que si yo recibo la alabanza, la gloria de Dios, yo debo venir a Dios primero. Así que aquí están las palabras en el capítulo 17 de Juan: “Padre, glorifica a tu Hijo para que el Hijo te glorifique.” (Versículo 1) El Hijo no puede glorificar al Padre hasta que el Padre primero glorifique al Hijo. Ahora, hace esta declaración: “He llevado a término la obra que me diste a realizar; ahora pues, Padre, glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo existiese.” (Versículos 4 y 5). Bueno ¿quién está haciendo esta pregunta? Tú y yo, cuando hayamos terminado el trabajo. Cuando hayamos terminado todo el trabajo dado a nosotros para que hagamos, sólo pediremos que se nos devuelva la gloria a la que hemos renunciado para asumir la limitación de la carne. Porque el que está preguntando es el poder creativo y la sabiduría de Dios personificada como hombre.

Así que para venir aquí, vinimos con un propósito. Y para venir aquí tenemos que haber sido el poder creativo y la sabiduría de Dios. Porque eso es lo que Cristo es, como se nos dice en el libro de Corintios, 1er. capítulo de 1ra. Corintios: “Jesucristo, el poder de Dios y la sabiduría de Dios”, (versículo 24), así que aquí está personificado como hombre. Pero cuando haya completado su trabajo – que es el desarrollo del nombre de Dios – cuando llegue al final de todo y él despierte como Dios Padre, ahora, “He llevado a término la obra que me diste a realizar; ahora pues, Padre, glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo existiese”. Así que Dios glorifica al Hijo para que el Hijo pueda glorificar al Padre, porque el Padre solo es gloria ante el Padre. Así que no puedes realmente glorificar al Padre hasta que el Padre primero te glorifique a ti. Y él no te glorifica hasta que llegues al final de todo. Cuando vuelvas, ese poder creativo ha vuelto de su misión. Habiendo cumplido todo lo que fue enviado a hacer, regresa… y luego retorna. Y el Padre lo glorifica primero para que, a cambio, glorifique al Padre.

Así que este es el gran misterio de este nombre. En el libro de Éxodo cuando Moisés comienza a cantar la canción llamada “La Canción de Moisés”, él dijo: “Dios es un hombre de guerra, el Señor es su nombre.” (Éxodo 15:3) Sólo poder, absoluto poder, “Dios es un hombre de guerra”. Porque él lo vio todo, cada niño que murió, era el primogénito, desde aquel que se sentó en el trono, hasta aquel que estaba en un calabozo. Ve y pídele que deje ir a mi pueblo, pero yo endureceré su corazón: y luego tú le dirás que cada hijo primogénito morirá esta noche, desde el primogénito del Faraón hasta los que están en lo más bajo, en la tierra de Egipto. Y esa noche todos murieron, hasta el primogénito de los ganados murió. Ellos dijeron, “Somos hombres muertos, deja ir a esta gente.” Bueno ¿quién lo hizo? ¿No fue acaso el mismo Dios? Sólo un Dios interpreta todos los papeles en el mundo. No hay nada más que Dios; Dios está interpretando cada papel.

Pero ahora, si realmente quieres comenzar a salir del mundo de la muerte, debes aceptar el nombre del Dios de Israel. Esto es el monoteísmo al extremo. No puedes tener a dos dioses y ser un verdadero Israelita, y sólo los Israelitas salen de Egipto. Como se nos dijo: “Ciertamente Dios es bueno para con Israel… los puros de corazón”, en el capítulo 73 del libro de los Salmos (versículo 1). Luego él mira y ve a Natán, quien fue llamado Natanael que significa “el regalo de Dios”; y él dijo, “He aquí un verdadero Israelita en quien no hay engaño.” (Juan 1:47) No hay dos dioses; sólo un Dios. Así que él llama a Israel. Él sólo llama Israel a un hombre conforme a su corazón, un Israelita realmente en quien no hay engaño, y lo llama a él. Bueno, si no hay engaño, entonces estas adorando solamente a un Dios. Pero, adorar significa “digno de la atención de uno”. Así que tú prestas atención a las noticias del día siguiente por la mañana, prestas atención a algo más mañana... ¿Estás prestándole alguna atención a YO SOY? ¿Pasarías cinco minutos esta noche antes de irte a dormir, o cinco minutos mañana, en solamente contemplar el ser, solamente ser? Ni Juan, Ni María, nadie en este mundo, ¿simplemente ser? Porque eso es adorar a Dios. Así que adoras solamente a YO SOY. Habitas en solamente ser. Quedarás fascinado con lo que verás y con lo que sucederá cuando habitas sólo en SER. Nunca has visto tan gloriosa luz como la que ves cuando habitas en tan solo SER. Esta dorada, dorada luz comienza a aparecer alrededor tuyo, luz líquida. Como se nos dijo en el libro de Sabiduría, “Como oro en los hornos Él nos ha probado” y nos recibe como oro puro. (Proverbios 17:3). Así es, oro fundido. Tú eres probado en los hornos y de repente te conviertes en oro fundido, y él te recibe como puro oro fundido. Luego dejas este mundo, llamado el mundo de Egipto – el último versículo en el libro, el capítulo 50 del libro de Génesis: “Y él fue puesto en un ataúd en Egipto.” (Versículo 26) Pero él le hizo prometer a sus hermanos que no lo dejarían en Egipto; que lo sacarían de Egipto y lo traerían a la tierra que fue prometida. Así que el mundo entero casi puede estar dentro de esa pequeña declaración: “En el principio Dios… en un ataúd en Egipto.” Y luego el soñador está soñando este fantástico sueño de la vida. Todos deben soñar el sueño de la vida, pero él saldrá de allí cuando descubra el nombre de Dios.

El primer descubrimiento del nombre es puro poderío, absoluto poder. Lo vi tan claramente cuando un joven veinteañero, fui llevado a la sociedad divina, y el primero con el que me encontré era infinito poderío, puro poderío, ni un hilo de misericordia en su presencia, ni paz, ni amor. Pero en la misma sociedad estaba el amor infinito, quien me abrazó; y en ese momento del abrazo me hice uno con él, fusionado con amor infinito, que es el Dios definitivo. Luego fui enviado de vuelta ante el primero que vi, el puro poderío. Tuve que empezar allí. Fue el Poderío quien me ordenó ir al mundo y contar la historia, no fue el Amor. El Amor me abrazó, y mientras estaba con el Amor, fui traído ante el Poderío por segunda vez, y el Poderío me envió al mundo con este resonante comando en mis oídos: “¡Hora de actuar!” Esa fue la palabra, con énfasis en “actuar”. Dios solo actúa y es en todos los seres existentes u hombres.” (Blake, “Matrimonio del Cielo y el Infierno). “Así que permitamos a aquel que sólo es, dar decisión.” (Blake). Él sólo actúa.

Comencé de esa manera, tratando de probarlo, y funcionó de maravilla. Luego, de ahí en más, el nombre en sí comenzó a desarrollarse en niveles más elevados. Siempre poderío, pero de altos y más altos niveles, hasta que finalmente llegas al último, y el último es Amor. Dios es amor infinito y Dios es Padre. Pero nunca conocerás al Padre salvo a través del Hijo, así que el Hijo te revela a ti, a ti mismo. Cuando el Hijo Único de Dios se para delante de ti y tú sabes que es tu hijo, entonces sabes quién eres tú. Tú eres el Padre. Así que, ¿puedes ver en esta afirmación, YO SOY, esta extraña y maravillosa unión de Dios y el hombre? “Ese es mi nombre para siempre.” Cuando yo digo “YO SOY” y tú dices, “YO SOY”, bueno ¿acaso esto no es una extraña y maravillosa revelación de unidad del hombre, y la unicidad con Dios? Luego entendemos la más grandiosa declaración, cuando se le preguntó cuál es el mandamiento más importante, y él respondió: “Escucha, Oh Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor es Uno.” (Deuteronomio 6:4) “Escucha, Oh Israel, el Señor” – la palabra traducida “el Señor” es: YO SOY. La palabra Elohim, sería “los YO SOYs”; los dioses, es plural. Luego vuelve: “El señor, YO SOY, es uno.” Aquí tenemos una unión compuesta, uno hecho de otros. Así que todos nosotros juntos formamos el único Señor que es el Dios de Israel.

Nadie se va de este fabuloso mundo de muerte hasta que primero acepte al Dios de Israel, que es YO SOY. Luego él comienza. Podrá cometer innumerables errores. Como se te dijo, en el viaje ellos se dieron la vuelta, hicieron todo esfuerzo para volver a Egipto… porque se olvidaron del pretérito. No podían realmente permanecer fieles al pretérito, que es “YO SOY”. Así que construyeron un becerro de oro, y construyeron otra cosa más, hicieron otra cosa más… todo en conflicto con el segundo mandamiento, “No te harás ningún ídolo ni figura ante mí.” (Éxodo 20:4) Bueno, un ídolo no necesariamente debe ser algo físico, podría ser una idea. Te dirán: “Conocí a una persona maravillosa. Ven a escucharlo, o ven a escucharla. Oh, él es completamente cercano a Dios.” Así que te olvidas del “YO SOY”, y vas al “Él es”. Eso no es Dios; no está allí afuera para nada. Dios no lleva puesto el nombre llamado Neville o Juan Pérez; estas son máscaras, olvídalas. Es simplemente YO SOY. Así que donde sea que te encuentres en este mundo, lo que sea que estés haciendo, si solamente puedes recordar el nombre de Dios y recurrir a él, serás instantáneamente redimido, de lo que sea que eres – si recurres a él – redimido en otro estado.

Él dijo: “Yo soy el Señor.” Traducido de manera correcta sería: “Yo soy el YO SOY.” “Yo soy el señor tu Dios, el Santo de Israel, tu Salvador… y a mi lado no hay otro Salvador, no conozco otro. No conozco a otro Salvador, Yo soy el primero y Yo soy el último; y no hay otro a mi lado.” Léelo en el libro de Isaías, el capítulo 43, el 41, y el 44. (Isaías 43:3-11; 41:4; 44:6) Únelos y observa esta maravillosa revelación del nombre de Dios que es el Salvador del mundo. Así que esta noche, en vez de orarle a alguien, permítanme que les diga, si el nombre del Dios que yo adoro es YO SOY, entonces sigue solamente lo que soy. ¿Puedo orar correctamente? No puedo orar correctamente de ninguna otra manera que no sea por medio de lo que soy. Él no escucha mis palabras. Hay una pequeña historia en la que el Arcángel Miguel se dirige al Señor y le dice: “Permíteme que lo diga, Señor, pero creo que has cometido un gran error al permitirle al hombre que aprenda a cómo hablar.” Todas las oraciones llegaban arriba y sonaba igual que Babel, todos estaban pidiendo algo completamente diferente, y todos estaban pidiendo. Así que él dijo: “Si no les permitieras hablar, podríamos entender qué es por lo que están orando.” Dios le dijo: “Yo nunca escucho lo que dicen; yo sólo escucho sus vidas.” Esto es todo… yo sólo escucho sus vidas… así que sólo lo que soy, es respondido. Ninguna oración mía sale más allá del techo, más que la oración de lo que Yo soy. Eso es todo lo que puedo responder.

Así que esta noche, si yo fuese saludable, debo asumir que ya lo soy. Si yo fuera rico, debo asumir que ya lo soy. No le pido permiso a nadie en este mundo. Si yo fuera lo que sea, debo asumir que ya lo soy; porque esa es la forma de pedir en el único nombre que realmente responde. Yo sólo escucho sus vidas. Y mi asunción no necesita estar basada en la evidencia de mis sentidos, ni necesita estar basada en la razón. Mi asunción en ese mismo momento en que yo asumo, en efecto construirá una serie maravillosa de acontecimientos; y luego yo, parado aquí, seré obligado a caminar a través de una serie de acontecimientos, a través de un puente de incidentes, y moverme exactamente a donde mi asunción me lleva. Lo he hecho una y otra vez. Cuando las cosas aparentaban ser muy oscuras, y no podía dirigirme hacia la luz; y no sabía hacia dónde dirigirme. No tenía dinero, no tenía nada de esto, nada de aquello, y me atreví a asumir que yo era el hombre que quería ser, y que yo estaba donde quería estar – lo que hubiese requerido de una gran fortuna. Y extrañamente, todo vino de la nada misma. No tuve que meter mi mano en el bolsillo de otro para obtenerlo. No hice nada de lo cual podría estar avergonzado para obtenerlo. Simplemente sucedió. Pero al mirar atrás, uno tiende a inclinarse a creer que hubiese sucedido de todas formas – por culpa del entrenamiento mental antiguo –, y ahí es cuando vuelves a otro dios, y te olvidas del Dios de Israel. Uno siempre debe recordar al Dios de Israel, y el Dios de Israel es tu propia maravillosa imaginación humana. Ése es el Dios de Israel… ése es el Dios que creó el mundo entero y lo trajo a la existencia, y lo sostiene. No hay una cosa que venga a este mundo que no sea sostenida por tu propio maravilloso acto imaginario. No permanece en el mundo sin tal sostén, y cuando cesa de recibir ese sostén, desaparece como si nunca hubiese estado presente. Ese es el Dios de quien yo hablo. Este es el Dios de Israel, tu propia maravillosa imaginación humana, de la cual yo hablo como el YO SOY, ése es Dios. Comienza esta noche, porque eres alentado a hacerlo. Ve de nuevo al libro de Éxodo… es absoluto poder. Si estás en los negocios, pruébalo.

Vendrá el día en que te moverás a través de la serie completa y llegarás arriba al cumplimiento de todo esto, y descubrirás que él es el Dios de amor, no sólo el Dios de Amor, sino el Padre. Así que Dios tiene que darte en el final, a él mismo para recibir la gloria, porque él no puede recibir la gloria de nadie más que de sí mismo. Así que para recibir la gloria de ti, él tiene que darse a sí mismo a ti; y él es el padre, así que él se da a sí mismo como padre, y al hacerlo él te da a su hijo. Luego tú ves a su hijo y su hijo te llama Padre. Y lo sabes, no hay duda en tu mente respecto a quién es él, él es tu hijo. Ves su cara celestial, que es el hijo único de Dios (Salmo 2:7), y tú sabes que eres su padre y que él es tu hijo. Luego el drama se termina.

Pero la herencia que es Dios mismo, no puede ser realizada, o al menos, no puede ser completamente realizada por ti quien ha tenido la experiencia, mientras que estés vistiendo este ropaje de carne. Este es el velo del olvido, esto es amnesia, este pequeño ropaje, completa amnesia cuando entras a este mundo y asumes las limitaciones del ropaje de la carne. Así que tú interpretas el papel, y luego escuchas de aquellos que él ha enviado al mundo, el verdadero significado de su nombre y el poder de su nombre. Tú lo tomas y lo usas. Si se prueba a sí mismo en cumplimiento, ¿realmente importa lo que piensen otros? ¿Qué conocemos en este mundo de mejor manera y absolutamente, que aquello que hemos experimentado por nosotros mismos? Así que si lo he experimentado, ¿acaso importa realmente lo que cualquiera en este mundo me diga? Te diré, no lo has experimentado, o no me dirías que esto no es correcto. Si lo hubieses experimentado, estarías de acuerdo conmigo, así que no lo has experimentado. Espera… ya lo vas a experimentar.

Después de que un hombre experimenta a Dios, realmente no importa lo que el mundo diga respecto a que no hay Dios. Muchos de ellos dicen que no hay Dios, realmente no importa. Andarán ciegos sin saber. Primero lo van a encontrar como Poder… así es como lo encontrarán primero. Cuando lo encuentren como poder, lo van a usar y mal usar, y cuando lo mal usan, ¿quién lo está mal usando? Dios está mal usándose a si mismo. Él está mal usando su propio nombre. Él endurece el corazón del Faraón y luego mata a los primogénitos… en una noche, murieron todos. La langosta vino y devoró toda la tierra. Envió toda plaga, una tras otra, eso es el uso del poder; pero de esta forma, es un mal uso extraño y peculiar de él. Bueno, está bien, estás invitado a mal usarlo. Luego viene el dolor… él te lleva a través de los hornos. “Te probaré en los hornos de la aflicción. Por mí, por amor de mí mismo lo haré, pues ¿cómo sería profanado mi nombre? Mi gloria no se la daré a otro.” (Isaías 48:10 y 11) Así que Él tiene que traerme a ese estado que es semejante a Él mismo, antes de que me pueda dar su gloria, para que yo refleje su gloria. No puede simplemente dármela hasta que yo me haga uno con Él. Me lleva a través de todos estos hornos, y finalmente me convierto en oro fundido y puedo rápidamente ser moldeado a su imagen. En un abrir y cerrar de ojos ese oro fundido toma la forma de su imagen, y luego tú asciendes hacia el Cielo con Dios Padre por siempre y para siempre.

Puedo compartirlo con ustedes pero no puedo convencerlos con palabras. Sólo puedo decirles que comienza con la primera revelación del nombre y la primera revelación es poder absoluto, poder sin compasión, eso es poder. Él es llamado un Dios de guerra, y este es su nombre. Pero luego de que lo hayas atravesado, y lo ves, y lo has usado sin misericordia, saldrás de eso. Y lo usarás en un nivel más alto, y luego en un nivel aún más alto, y finalmente llegas al nivel más alto, y es el nivel del amor, donde Dios es Amor Infinito. Y déjenme que les diga, no hay poder en el mundo que se compare con Dios. Hablamos de este poder en este nivel, pero el amor es el más grande de todos. Ese es el más grande de todos, porque es el máximo de Dios que es amor.

Así que esta noche, tú tomas este maravilloso nombre y lo pruebas. ¡No te fallará! Te lo prometo, no te fallará… sólo: “YO SOY”. Olvida lo que has hecho en este mundo, olvida lo que la gente piensa que eres; olvida todas las pequeñas etiquetas que la gente pone sobre ti. Quítate todo, y simplemente habita en el “YO SOY”. Repítetelo a ti mismo en silencio sin ningún sonido audible, sólo: “YO SOY”. Serás maravillado con lo que ocurrirá… solamente: “YO SOY”.

Luego en esta YOSOYdad, vístete con tu deseo cumplido. Tan solo inténtalo. Les estoy contando lo que experimenté. Esto no es ninguna teoría, esto no es especulación, esto es pura experiencia. Viene de esa manera, en el máximo éxtasis. No puedo decirle a nadie con palabras lo que es llegar a un estado donde no hay nadie más que “YO SOY”. Tú eres un Ser Infinito… pulsante, luz líquida. No hay mundo, no hay gente, nada, solamente el “YO SOY”. Es un estado más allá de cualquier descripción que el hombre podría concebir en palabras. Así que, tú y yo, separados como aparentamos estar, en ese estado somos uno.

Así que si llevas su nombre – como se nos dijo, “Ve y llama a mis hijas desde los extremos de la tierra, y llama a mis hijos desde lejos, todos aquellos que son llamados por mi nombre” (Isaías 43:6-8); ¿acaso no eres llamado por su nombre? Antes de que digas nada en este mundo tú dices: “YO SOY”, ¿verdad? Bueno, ése es su nombre. Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra y llama a mis hijos desde lejos, Todos los que son llamados por mi nombre. Bueno, somos llamados por el nombre porque “Yo Soy”; porque puedes decir “Yo Soy”. Si primero no estás consciente de que eres, entonces no puedes estar consciente de que eres algo. Primero debes estar consciente de ser, al decir “Yo Soy”. Llama a todas mis hijas, llama a todos mis hijos, quienes son llamados por mi nombre, y hazles saber que Yo soy el único Salvador. A mi lado no hay otro Salvador. Él los llama a todos y se da a si mismo a los que fueron llamados.

Pero esta noche, si tú estás ahora buscando un trabajo mejor, o buscando un trabajo, o un cambio en tu mundo social, o en tu mundo físico, o lo que sea que busques, comienza con el poder absoluto de Dios que es YO SOY. Y luego, Dios puede conjurar cualquier cosa en este mundo. Todas las cosas son posibles para Dios. Atrévete a asumir que “Yo soy…” y lo mencionas. Cuando lo mencionas… es ese “eso”... luego: “Yo soy”. Así que ¿qué debería decir? Tan solo di: “YO SOY eso que SOY”. Cuando vayas a ellos, simplemente diles: “YO SOY me ha enviado a ustedes.” Eso es todo lo que dices. Algunos te creerán, y otros no. Eso es todo lo que dices, solo diles “YO SOY me ha enviado ante ustedes… porque ese es mi nombre para siempre… a través de todas las generaciones.” (Éxodo 3:14) Así que esta noche, tú simplemente asumes que: “Yo soy…” y luego lo mencionas. En el momento en que lo mencionas, le pones el “eso”, y luego lo afirmas, “Yo soy”. Dices: “Yo soy saludable”, la palabra “saludable”, se convierte en el “eso”, en esa oración – Yo soy. “Yo soy rico, Yo soy.” “Yo soy empleado, completamente empleado, Yo soy.” Así que esa oración que ponemos en el medio, o sea “completamente empleado”, se convierte en el “eso”, de la oración. “Yo soy” – y tú lo afirmas. Luego quédate dormido en esa declaración como si fuera cierto, y prueba a Dios y verás. Como se te dijo: “Vengan, pruébenme y vean. ¿Acaso no se dan cuenta que Jesucristo esta en ustedes? A menos que hayan fracasado en la prueba.” (2 Corintios 13:5) “Jesucristo es el Poder y la Sabiduría de Dios.” (1 Corintios 1:24) Es este poder. Así que pruébalo esta noche, y ve si no externalizas en tu mundo aquello que estás afirmando como verdadero de ti mismo.

Ahora vayamos al silencio.


(Pregunta inaudible) 

Neville: Para mí, los cuatro ríos son los cuatro sentidos del hombre. Los antiguos nunca hablaron de cinco sentidos; hablaron de cuatro: vista, oído, olfato, y luego unieron gusto y tacto juntos. Estos son los principales ‘enchufes’ del hombre en esta era. Así que la vista, el oído, y el olfato eran los tres, y luego gusto y tacto fueron unidos como el cuarto, porque ambos dependen del contacto. Para saborear algo, tú debes estar en contacto con aquello que saboreas, y para el tacto debes estar en contacto. 

Pregunta: ¿Cómo interpretarías eso cuando lo lees? Lo estaba leyendo de nuevo y pensé, “Bueno, ahora cómo esto puede significar que soy yo…” y luego, no podía sacar una deducción.

Neville: Bueno querida, lo he respondido tan claro como pude. Los cuatro sentidos que van hacia el Edén… el Edén está dentro de ti... el libro completo es todo sobre ti. Todo el drama se desarrolla dentro de tu propia maravillosa imaginación humana. Así que Blake dijo: “El hombre no tiene un cuerpo diferenciado de su alma. Eso llamado cuerpo es una porción de su alma discernida por los sentidos, las válvulas principales del alma en esta era.” Aunque él usó las palabras “cinco sentidos” en su propio maravilloso poema, él los confina en cuatro. Todo místico los confina en cuatro sentidos, porque el sentido del tacto y el sentido del gusto dependen ambos del contacto. Y él dijo que éste es la puerta occidental cerrada en el hombre. El hombre no ha abierto aún esa puerta. Si el tan solo pudiera abrir la puerta occidental, él miraría hacia los mundos inmortales, lo que él dijo que era su tarea: “Yo no descanso de mi gran tarea, de abrir mundos eternos, de abrir los ojos inmortales del hombre hacia dentro, hacia los mundos del pensamiento, hacia la Eternidad, para siempre expandiéndose en el seno de Dios, la Imaginación humana.” (Jerusalén) Pero esa puerta occidental en el hombre está cerrada, así que estos ojos inmortales están cerrados, los sentidos inmortales están cerrados. Pero él toma la puerta occidental, que es el sentido del tacto… que está cerrado.

Pregunta: Neville, ¿dónde está esa pregunta que dice: “Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra”?

Neville: Eso está en Isaías, en el capítulo 41, y toma el 43 y únelos. “Llama a mis hijas desde los extremos de la tierra y a mis hijos desde lejos, todos aquellos que son llamados por mi nombre.” Como verás, hay dos Isaías. Así que el segundo Isaías comienza con el capítulo 40 y no va más allá del capítulo 44 de lo que leí esta noche. Comienza desde el 41, son todos capítulos muy cortos, el 41 y el 43, y ambos puestos juntos.

Pregunta: Neville, ¿podrías resumir un poco sobre lo que dijiste el 5 de Enero respecto al primero en ser sellado?

Neville: Ese era Judá. Eso está en el capítulo 7 del libro del Apocalipsis, y los 144.000 que son sellados, lo que deletrea el nombre de Adán. Alef, Dalet, Mem, que es uno más cuatro más cuarenta. Pero en hebreo cuando tienes el cero detrás de la figura, lo puedes multiplicar indefinidamente. Así que Adán realmente es 144.000… eso es que todos serán sellados. Ninguno puede perderse porque todos son Dios. Sólo existe Dios interpretando todos los papeles. Pero Judá es el primero en los doce. Porque había doce, y cada doce tenía doce, bueno, doce veces doce es 144. Así que el primero llamado para ser sellado es Judá, así que es el cuarto de la cuarta generación de Abraham, y él era el que sostuvo el cetro, y nunca podría ser separado de él. Así que ése era el cuarto, y el cuarto nombre, del cuarto hijo. Venimos a través de esta entrada llamada el cuarto, porque la cuarta letra es Dalet, y esa es la puerta.

Pero curiosamente, cuando comienzas a sellarlos, Judá viene primero en el capítulo 7 del Apocalipsis (versículo 5). Somos todos uno; no hay dos de nosotros en este mundo. Pero el hombre no lo sabe todavía; y no hay condenación si no lo sabes y piensas que el otro individuo está haciendo algo que es malo, porque la gente lo hace todo el día. En el periódico todas las mañanas, alguien va al banco y toma lo que no le pertenece. Así es todo el día, y no conoce el poder de Dios todavía. No hay problema, porque el ser interpretando a ese ladrón es Dios. Aquel que lo va a arrestar es Dios. Aquel que lo vigilará en la cárcel, ese es Dios. Dios interpreta todos los papeles en el mundo; y no hay nada más que Dios. No hay lugar para otro, solo hay Achad, solamente uno.

Pregunta: ¿Cuál es el significado de José haciéndoles prometer a sus hermanos que no lo dejarían en Egipto?

Neville: Otra vez, respecto a las promesas de las Escrituras, todas las promesas deben ser cumplidas. José era el soñador. “No me dejen en el ataúd, despiértenme.” Como se nos dijo en el capítulo 44 del libro de los Salmos, “¡Despierta! ¿Por qué duermes, Oh Señor?” (Versículo 23) No se refiere a otro, es el Señor quien está durmiendo. Él es sólo un prototipo del soñador que es Dios. Es Dios quien se impuso sobre sí mismo todas estas limitaciones. De hecho, la tiranía no es nada más que la división de esta sustancia espiritual en contra de sí misma. Dios se fragmentó… esta es la roca que se rompió… ahora Él está juntando cada pequeño pedazo para unirla toda de nuevo. Cuando todo esté unido de nuevo, será una roca mucho más grandiosa que la que fue antes. Así que aquí esparcimos este poder creativo, y luego lo llevamos de vuelta. Y cada uno lleva de vuelta el trabajo asignado, y vuelve, y todos se convierten en uno una vez más, y ahora es un poder mucho más grandioso que el que fue antes.

Así que todos están interpretando… es por eso que cuando la biblia habla del incesto, bueno, todos los que conoces tienen que ser incesto si todo es Dios y tú eres Dios. Y: “Rubén subió a la cama de su madre”, y nosotros juzgamos duramente porque él fue a la cama de su madre. Y hablamos de todas estas extrañas cosas en las Escrituras que no entendemos que el mundo entero tendrá que ser. No hay un solo tal llamado “crimen” conocido por el hombre que no sea abiertamente hablado en las Escrituras. No tenemos nada nuevo en el mundo respecto a los crímenes. Hablamos de genocidio, hablamos de destruir una ciudad entera. Lean las Escrituras. Completa aniquilación de un ser entero y toda su descendencia… ese es el poder absoluto destructivo. Y finalmente se mueve hacia aquello que llamamos Cristo Jesús cuando él encuentra a su Padre. Y aquí hay una revelación del Padre, y cuando te pares en la presencia del Padre, bueno, no puedo describirlo. Nunca has conocido tal amor, no puedes describirlo, tal éxtasis. La gente habla del amor aquí, mientras están viviendo en habitaciones separadas. Supone que deseas a alguien apasionadamente en este mundo y que estuvieses detrás de rejas de acero, y que no podrías tocar al otro, bueno eso es más remoto. Esta cosa llamada amor de Dios, no puedes concebir la intimidad de este amor. Tú te conviertes en uno con amor infinito, y es un éxtasis más allá de los sueños más increíbles del hombre… y eso es amor. Eso es el amor máximo.

Así que el mundo entero esparcido está siendo recogido uno por uno por uno. “Los recogeré uno por uno, Oh gente de Israel.” (Isaías 27:12) No eres recogido de a dos o en grupos, es uno por uno. Y cuando eres llamado a la presencia del amor infinito, te paras en la presencia del hombre, y aquí está el amor, y el amor te abraza. Y luego tú sabes por primera vez en la eternidad lo que el amor realmente significa. Y estás allí para siempre… hasta mañana, luego de que el drama entero se haya terminado, una nueva obra es escrita, y hay una nueva fragmentación para una expansión aún más grande de Dios.

Buenas noches
.



Traducido por Laura Arrojo
La conferencia original en inglés es THAT'S MY NAME FOREVER (Neville Goddard – 01-19-1964)



VIDEOS de Neville Goddard en español en YOUTUBE: << AQUÍ >>

A
UDIOS en MP3 de todas las conferencias de Neville: << AQUÍ >>

PDF de todas las conferencias de Neville Goddard: << AQUÍ >>
 




7 comentarios:

  1. muchas gracias por el nuevo aporte,manu

    ResponderEliminar
  2. el pdf de esta conferencia no se puede bajar.te importaria arreglrlo?

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por fin encuentro respuesta a muchas de mis preguntas e inquietudes que he tenido por años! Gracias

    ResponderEliminar
  4. Excelente escrito. Despeja dudas y aclara conceptos.
    Gracias.

    ResponderEliminar