~ "La imaginación crea la realidad." (Neville Goddard) ~


lunes, 27 de enero de 2014

FE EN DIOS (Neville - 5 de febrero de 1968)

Neville Goddard (5 de febrero de 1968)


FE EN DIOS



En el capítulo 11 del Libro de Hebreos, la fe es descrita como : “La certeza de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven.” Por fe entendemos que el mundo fue creado por la palabra de Dios, de modo que las cosas que se ven están hechas de lo que no aparece.

En el mundo hebreo, el rabino es el padre de su congregación. Pablo llamaba a sus seguidores “sus hijos pequeños”, diciendo: “Aunque tengáis incontables guías en Cristo, no tenéis muchos padres. Yo me he convertido en vuestro padre en Jesucristo por medio del evangelio. Os insto entonces a ser mis imitadores.”

Definiendo a Cristo como el poder y la sabiduría de Dios, Pablo nos dice que tenemos muchos guías. De hecho, hay tantos guías para tu éxito como personas hay en el mundo. Pregúntale a alguien cómo conseguir un empleo y él te dirá que has de conocer a la gente adecuada. Otro te dirá que has de tener una educación, y aún otro que has de hacerte miembro del club adecuado, o vivir en el lado correcto de la calle. Recibirás tantas orientaciones hacia tu objetivo como personas sean preguntadas.

Aunque nuestros guías en el funcionamiento de esta ley son incontables, a medida que la apliquemos nuestro poder creativo se volverá personalizado y tomará forma, como lo hizo en Pablo. Y cuando eso sucede no hay nadie a quien volverse sino a uno mismo. Por eso Pablo exhorta a todo el mundo a que se pongan a prueba; de lo contrario no se darán cuenta de que Jesucristo está en ellos, y no conseguirán pasar la prueba. [2 Corintios 13:5]

Pablo nos dice que el mundo fue creado por la palabra de Dios, y Juan dice que Jesucristo es esa palabra. [Apocalipsis 19] Jesucristo es el que creó el mundo y todas las cosas en él, sean buenas, malas o indiferentes. ¿Y quién es Él? ¡Tu propia maravillosa Imaginación Humana! El poder creativo de Dios – como puro imaginar – obra en la profundidad de tu alma, subyaciendo en todas tus facultades, incluyendo la percepción. Él fluye a tu mente superficial menos disfrazado en la forma de fantasía creativa.

Esto es lo que yo quiero decir cuando te pido que Le pongas a prueba. Yo no tengo la costumbre de llevar una flor en mi solapa cuando estoy en el estrado, pero hoy estuve pensando en pedirte que sostuvieras una rosa en tu mano. Mientras lo hacía, yo sostuve una rosa roja en mi mano imaginaria y sentí su tacto suave y aterciopelado. En ese momento generé una rosa que no se veía con mis ojos mortales, pero que sí se veía y era sentida en mi Imaginación Humana. Esta noche, esa realidad invisible se tornó visible, cuando una señora llegó con una rosa roja y me preguntó si yo querría llevarla puesta.

Dios es un ser proteico. Él es quien está jugando el papel de la señora que me dio la rosa que yo imaginé. ¡Nunca hubo otro Jesucristo y nunca habrá otro! Él es el creador del mundo y de todas las cosas en él – incluso de una cosa tan simple y pequeña como una rosa.

Cuando la señora decidió coger algunas rosas de su jardín, ella no tenía ni idea de que estaba ejecutando un simple experimento por mi parte. Esta tarde yo sostuve una rosa en mi mano imaginaria, llamando así a una cosa que no era vista como si fuera vista; y esta noche lo invisible se hizo visible. ¡Así es como el mundo fue creado por la Palabra de Dios, que es la Imaginación Humana!

Ten fe en Jesucristo, – no como un ser en el exterior, sino como tu propia maravillosa Imaginación Humana. Si alguien dice: “¡Mira! Allí está Cristo” o “Aquí está Él”, no le creas; pues Jesucristo es el poder creativo del universo, ¡y Él está en ti como tu pensamiento mismo!

Aunque aún no se ha manifestado lo que hemos de ser, sabemos que cuando Él se manifieste le conoceremos, pues “seremos semejantes a Él”. Como tu padre en Cristo, por medio del evangelio que yo enseño te insto a que me imites hasta que Cristo esté formado en ti. Entonces el verdadero significado de la paternidad de Dios será revelado, y tú sabrás que tú mismo eres el Padre.

Cada uno y cada cosa viviente en el mundo es un papel de ser actuado por el solo y único Padre, que es Dios. El todo está contenido en el Padre sensible, y el mundo es proyectado desde cada Padre.

Omnipresente, Dios está vivo en ti ahora, así que te pido que Le pongas a prueba. ¿Te gustaría tener un empleo mejor? ¿Mayores ingresos? ¿Un mayor reconocimiento? ¿Qué harías ahora mismo si fuera verdad (si las cosas ya fueran así)?

Ahora, pon a prueba a Dios al pensar en un amigo. Óyele felicitarte por tu buena suerte. Ve su cara iluminarse de alegría y siente su presencia. Haz eso, y habrás llevado a cabo un acto mágico; pues Dios habrá actuado y todas las cosas son posibles para Dios.

Tú no tienes que idear los medios necesarios para hacer que tu acto imaginativo llegue a suceder. El que pensó en el amigo y vio toda la escena construirá un puente de incidentes a través del cual tú te moverás hacia el cumplimiento de lo que ha sido hecho [en tu imaginación]. ¡Ese es Cristo!

Ciertamente, esta señora no tiene la costumbre de traerme flores, y yo nunca llevo una puesta en este estrado; pero no pude evitarlo cuando vi todas esas rosas preciosas y la oí [sic] decir: “Las corté de mi jardín hoy. ¿Sería tan amable de llevar una puesta esta noche?” Entonces ella escogió una roja. Yo había pintado ese cuadro vívidamente en el ojo de mi mente y ella jugó su papel perfectamente. Así que te pido que trates de usar tu Imaginación de esta forma de lo más simple.

Ahora voy a compartir una experiencia de una hija y su madre. La hija escribió diciendo: “Mientras estaba en el silencio, oí el llanto de un niño. No era el llanto de un bebé, sino de las eras. Era un sonido que yo sabía que iba a despertar al hombre de su sueño profundo y liberarlo a la alegría eterna. He visto y oído muchas cosas en las esferas celestiales, pero nada comparado al llanto de ese niño celestial.”

Su experiencia me recuerda las palabras de Blake cuando habló de las hijas de Beulah, diciendo: “Ellas oyeron la voz del niño y comenzaron a despertar del sueño. Todas las cosas oyeron la voz del niño y comenzaron a despertar a la vida.”

En la carta de la madre, ella decía: “En mi sueño, mi hija me llamó para decirme que ella estaba sola y que el bebé iba a nacer. Cuando entré en su apartamento me di cuenta de que no era mi hija la que estaba en la cama, sino una amiga. Después me di cuenta de que estaba sosteniendo a un niño recién nacido, envuelto en una manta y supe que era mío.

La escena cambió y me encontré en un hospital. Mi hija apareció, diciendo: 'Me he puesto en contacto con mi padre, Neville. Él viene a verme.' Luego tú y yo estábamos de pie mirando al niño, mientras sonreía, mostrando unos dientes inferiores perfectamente formados. Mirándome tú dijiste: '¿Has olvidado que todos los niños de mi familia nacen con los dientes perfectamente formados? Entonces te volviste y te fuiste.”

En el Antiguo Testamento David exclamó: “¡Levántate, oh Señor, y rompe los dientes de los malvados!” Y en el Nuevo Testamento, aquellos que se negaron a aceptar la doctrina de Cristo lloraron y rechinaron los dientes cuando la puerta se abrió y los justos entraron en el reino de los cielos.

Al amar el glamour, la alabanza y los honores de los hombres, el hombre no presta atención a la invitación a entrar en el reino mediante la aplicación de este principio. En su lugar, él sigue a incontables guías en Cristo al sentir que tiene que conocer a la gente adecuada y vivir en el lado correcto de la calle para tener éxito. Así que cuando llegue el momento, y aquellos que se atuvieron al evangelio de Cristo entren en el reino, los que eligieron a los incontables guías mostrarán su remordimiento y angustia rechinando sus dientes.

Cuando Cristo sea formado en ti, yo ya no seré tu padre. Yo te Lo he presentado y apadrinado mientras tu fe sea como un niño; pero cuando Cristo sea formado en ti, sabrás que tú mismo eres el Padre.

En el mundo puedes creerte sabio en el lenguaje de Dios, pero si David no te llama Padre en el espíritu, ¡tú no sabes de lo que estás hablando! Nunca sabrás que tu Imaginación Humana está siendo formada en la semejanza de Dios Padre hasta que se revele en ti.

Cuando tu Imaginación esté completamente formada, nacerás de lo alto para descubrir la Paternidad de Dios. Verás la cruz del sacrificio (el cuerpo) en la que Dios se crucificó dividida de arriba a abajo mientras tú asciendes al reino de los cielos. Y el Espíritu Santo descenderá sobre ti en forma corporal como una paloma. En ese día Dios Padre permanecerá contigo, ¡y todo lo que sentirás será amor!

Mientras tanto pon a prueba a Jesucristo, el poder creativo de Dios en ti, ¡como tu Imaginación Humana! ¿Quieres un empleo mejor? ¿Más dinero? Lo que sea que quieras, reclámalo tan simplemente como yo hice con la rosa. Ponte la sensación de posesión y llévala puesta como si fuera cierta ahora mismo. Si es un empleo mejor lo que quieres, ¿dónde te sentarías si lo tuvieras? ¿Cómo te vería tu compañero? Siéntate detrás de ese escritorio especial y deja que tu mujer (o marido) te vea allí. Vive como si fuera cierto y ten fe en Jesucristo, el poder creativo y la sabiduría de Dios.

La gente ha personificado este poder y ha colgado pequeños iconos en la pared. Se santiguan ante estas pequeñas cosas hechas por manos humanas. Pero Dios es como pura imaginación en nosotros. Él obra en lo más profundo de nuestra alma subyaciendo en todas nuestra facultades, incluyendo la percepción, y fluye a nuestra mente superficial menos disfrazado en la forma de fantasía creativa.

Puedes atrapar a Dios en el acto de crear sosteniendo [en tu imaginación] una docena de rosas en tus brazos, oliéndolas, y sintiendo sus pétalos suaves y aterciopelados. Mientras llenas un bello jarrón de cristal con agua y colocas las rosas en él, observa los tallos a través del cristal. Mira de cerca e incluso verás el nivel del agua en el florero. Cuando haces esto, Dios está fluyendo a tu mente superficial, menos disfrazado en la forma de fantasía creativa.

La imaginación se define como sensación espiritual. Venga, sintamos ahora cosas espirituales que no están presentes físicamente. Ahora mismo quiero que sientas una pelota de tenis, luego una de béisbol, una de voleibol y una de golf. Todas ellas se sienten diferentes, ¿no?

Si puedes discriminar entre estas diferentes pelotas, ¿no son reales? Si puedes tocar una pelota de tenis y distinguirla espiritualmente de una de béisbol, debe existir, aún cuando sea invisible para el ojo mortal. Así que como ves: puedes contemplar una cosa que no es visible para el ojo mortal como si lo fuera; y si lo haces, tu fe en Jesucristo causará que lo invisible se torne visible.

Jesucristo es contemporáneo, no un ser que vivió hace dos mil años. Dios mismo vino y viene a la historia humana en la persona de Jesucristo. Como tu Imaginación Humana, Él es tu propio ser. Si todas las cosas son hechas por Él y tú puedes rastrear el origen de un acontecimiento hasta su acto imaginativo, Le has encontrado.

Todas las cosas fueron hechas por la Imaginación Humana, y sin Él no fue hecho nada de lo que se hizo. Si, durante el día imaginas cosas desagradables, ¡van a suceder! El mundo cree que Jesucristo es otro, pero la gran confesión de fe hebrea nos dice, “Escucha, oh Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor es uno.” Hay sólo un creador. Es la Imaginación Humana la que mata y hace vivir a las cosas, hiere y sana. Ya sea que hagas un buen uso o un mal uso de tu poder creativo, el mismo ser hará que suceda. De modo que si deseas cosas agradables, debes imaginar pensamientos agradables. Tus amigos son tu propia carencia o limitación hecha visible. Como Job, ora por tus amigos y tus propios miedos serán levantados.

En hebreo, las palabras para “fe” son “amén” y “emet”. En el tercer capítulo del Apocalipsis, el poder creativo de Dios es llamado “el Amén”: “Estas son las palabras del Amén, el testigo fiel y verdadero.” Y en el primer capítulo de la Segunda carta a los Corintios se nos dice que todas las promesas de Dios encuentran su cumplimiento en el Amén: “Es por eso que declaramos el Amén a través de Él.”

El Dios en ti y en mí es el que hace estas promesas. Como hombre físico llamado Neville yo no puedo hacer nada, ¡pero puedo hacer cualquier cosa que imagine! Imaginar una cosa y creer que está hecha es decir amén en la creencia de que, debido a que lo imaginé, debe llegar a suceder. Cómo sucederá, yo no lo sé. Yo sólo sé que lo hará, al igual que la rosa apareció esta noche.

Te pido que pongas a prueba tu poder creativo a cada momento. Vive con fe absoluta en Jesucristo. Él es una persona porque tú eres una persona. Cuando imagines un estado, el poder creativo del mundo lo traerá a la realidad. Reclama un futuro glorioso para ti mismo haciendo del futuro el presente. Haz que tus amigos te feliciten por tu buena fortuna ahora, y ten fe en Jesucristo, ¡sabiendo que Él es tu propia maravillosa Imaginación Humana!

Ahora entremos en el silencio.



Traducido por Manu LDA
La conferencia original en inglés es FAITH IN GOD (Neville Goddard 02-05-1968)




2 comentarios:

  1. Gracias maravillosas como siempre estas enseñanzas.

    ResponderEliminar
  2. Maravillosas enseñanzas las que nos dejó Neville.

    ResponderEliminar